Leiva's Border Collies se responsabiliza:


  • Durante 15 días desde la entrega del cachorro, frente a la posible aparición de alguna enfermedad infecciosa que cause la muerte del perro.
  • Esto debe ser certificado por un veterinario colegiado en un plazo de 15 días desde la entrega del cachorro.

 

  • Hasta los 15 meses de edad del perro, frente a la posible aparición de displasia de cadera, displasia de codo y OCD de hombro que necesite intervención quirúrgica o impida el desarrollo de una vida normal.
  • La displasia y la OCD deben ser detectadas entre los 6 meses y los 15 meses de edad mediante radiografías realizadas por un veterinario colegiado, que posteriormente serán certificadas por: SETOV, AVEPA, AMVAC u OFFA siempre y cuando la edad sea igual o mayor a 12 meses. En el supuesto de que el cachorro tenga una edad inferior a 12 meses, las radiografías deberán repetirse al año de edad para posteriormente ser certificadas por alguno de los organismos descritos anteriormente, salvo que el problema necesite intervención quirúrgica o impida el desarrollo de una vida normal.
  • El plazo para la comunicación de los hechos es desde los 6 meses hasta los 15 meses de edad y se nos debe enviar por correo certificado el original de un informe veterinario que detalle la situación, el certificado oficial de displasia de cadera, codos u OCD (si las condiciones lo exigen), además de una copia de las radiografías en formato electrónico donde se visualice claramente la identificación del perro.

 

  • Si se prueba alguna de las situaciones descritas anteriormente nos comprometemos a entregar otro cachorro de la misma raza y características similares en cuanto sea posible. 
  • Los gastos que pudieran ser ocasionados, correrán por cuenta del propietario.

  • El propietario recibe las fotocopias de los certificados de todas las pruebas genéticas realizadas a los padres o ancestros del cachorro, conforme este no padecerá ninguna patología propia de la raza testada genéticamente en sus orígenes.
  • Leiva’s Border Collies no se responsabiliza de cualquier otra enfermedad que pueda aparecer durante la vida del perro.
  • El propietario no está autorizado a vender, ceder o sacrificar al perro sin el consentimiento por escrito del criador.
  • El propietario no está autorizado a criar con el perro sin el consentimiento por escrito del criador y la inscripción en el LOE se hará únicamente a nombre de este, facilitándole al propietario una copia de dicho documento.